DEPARTAMENTO DE CORRECCIÓN DE NUEVA YORK ENFRENTA DEMANDA

El New York Daily News publicó este artículo el domingo, 11 de junio de 2017

El ex recluso de la Isla Rikers, Joel Cruz, pidió a los jefes de la cárcel que lo trasladaran a una celda de custodia preventiva debido a los supuestos lazos de pandillas de su hermano. La súplica del hombre de 25 años fue ignorada, los expedientes lo demuestran.

Dentro de una celda de ingreso general, menos de 24 horas después de su arresto por hurto menor, Cruz fue apuñalado en el cuello y la cara por otro preso el 17 de mayo.

Joel Cruz displays wounds he suffered during an attack at Rikers Island on Wednesday in Manhattan. He plans to sue the city. (JAMES KEIVOM/NEW YORK DAILY NEWS)

Los médicos necesitaron 80 puntos de sutura para cerrar las heridas.

Ahora Cruz, un residente del Bronx, planea demandar al Departamento de Corrección de la ciudad por no protegerlo adecuadamente dentro del Centro Anna M. Kross en la Isla Rikers.

«Trataron de matarme», dijo Cruz al Daily News, especulando que el ataque fue ordenado por otro preso de la celda que preguntó por primera vez sobre sus vínculos a una pandilla.

Lea el artículo completo